miércoles, 17 de agosto de 2011

“Los niños corrían y se deslizaban por los pasillos”

Por Carmen Urzola Maldonado



El sobreviviente Víctor Melchor Basterra, quien estuvo secuestrado y esclavizado durante cuatro años y medio en la ESMA, fue citado a esta audiencia para testificar por el caso de la familia Ruiz Dameri y para relatar su propia historia y la crueldad de las torturas tanto físicas como psicológicas que vio, escuchó y padeció en este centro clandestino de detención.


“El 10 de agosto de 1979 irrumpieron en mi casa en Valentín Alsina un grupo de hombres entre los que encontraba Adolfo Donda. Junto a mi esposa y mi hija nos subieron a un auto y nos trasladaron a la ESMA donde fuimos torturados. Una semana después mi hija y mi esposa fueron llevadas a la ciudad de La Plata y liberadas, Yo continúe secuestrado allí y fui obligado a trabajar falsificando documentos para los militares mientras Adolfo Donda hizo todo lo necesario para quedarse con nuestra casa”.


“Los Ruiz Dameri fueron secuestrados en mayo de 1980. El momento en que vi a Orlando Ruiz y a Silvia Dameri por primera vez fue muy conmovedor, ella tenía un embarazo bastante pronunciado. Llegaron con dos niños de tres y cuatro años, los niños corrían y se deslizaban por los pasillos. En septiembre, Victoria, como se le conocía a Silvia en la ESMA, parió una niña en una sala llamada ´la huevera´, el parto fue atendido por el doctor Carlos Capdevila y asistido por Nora Irene Wolfson, desaparecida. Cuando la niña nació el doctor la sacó y nos la mostró como si fuese una especie de trofeo, después solo vi una foto donde Silvia amamantaba a la niña”.


“Los dos niños, que se deslizaban por los pasillos de la ESMA, fueron abandonados en sendos sanatorios, la niña en Rosario, el niño en Córdoba, y posteriormente adoptados. La recién nacida (Carla) fue apropiada por quien formaba parte del grupo de torturadores, Juan Antonio Azic”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada