jueves, 25 de agosto de 2011

“Cuando ingresó Azic con la bebé fue muy extraño y triste, ya se sabía cuál iba a ser el destino de la madre”

Por Carmen Urzola Maldonado

Carlos Gregorio Lordkipanidse, fotógrafo, sobrevivió a la ESMA y prestó testimonio ante el TOF Nº 6 por la causa Plan sistemático. Durante su cautiverio, presenció el nacimiento de la hija del matrimonio Ruiz Dameri (uno de los 35 casos que se juzgan) y la posterior desaparición de la familia.
“El 18 de noviembre de 1978 fui secuestrado en Carlos Calvo y Muñiz por efectivos de la Marina. De allí me llevaron a la ESMA. Cuando llegué escuché los gritos de mi esposa Liliana Pellegrino, a quien habían secuestrado ese mismo día junto a nuestro hijo de 20 días y a Cristian, un primo de Liliana. Fui llevado al sótano donde se encontraban Juan Antonio Azic, el prefecto Héctor Febres, Adolfo Donda, y (Fernando Enrique) Pellón”.
“Mi secuestro fue motivo de satisfacción en ese grupo de tareas, ellos esperaban que yo tuviera información de otros militantes, me golpeaban para que hablara. Azic tomó a mi hijo por los pies y dijo que si yo no hablaba lo dejaba caer. Finalmente comprobaron que yo no sabía nada, entonces primero liberaron a Cristian y a mi hijo, después a mi esposa a cambio de que yo falsificara documentos para ellos. Víctor Melchor, Chiqui y Tito, otros prisioneros, me dijeron que si ayudaba podría sobrevivir y si no me inyectarían Pentotal y luego sería arrojado al mar. Estuve un año y medio realizando este trabajo esclavo hasta que fui liberado bajo vigilancia”.
Carlos relató que en ese momento no creía que su esposa e hijo habían sido liberados. “Me contaron que los niños eran arrebatados de los brazos de sus madres y posteriormente ellas eran desaparecidas. Después supe que los niños que se apropiaban eran los que nacían allí. En cuanto a Silvia Dameri, ella tuvo a su bebé en la sala denominada ´la huevera´, le decían así porque estaba forrado con cartones de huevos para que no se escucharan los gritos. Aún así se escuchaban. Yo estaba en el comedor con Víctor durante el parto, se encontraba el médico Capdevila, Díaz Smith y la prisionera Nora, cuando ingresó Juan Antonio Azic y Oscar Lanzon con la bebé fue muy extraño y triste, ya se sabía cuál iba a ser el destino de la madre”.
Carlos detalló la innumerable cantidad de documentación que reposaba en el laboratorio donde trabajaba. Partidas de nacimientos, pasaportes falsos, documentos de propiedades, fotos de muchas personas que habían pasado por el centro clandestino. Esta documentación, según Carlos, fue en gran parte retirada por "el Tigre" Acosta, otra microfilmada y quemada. Entre las labores de Carlos se encontraba la de hacer duplicados a estas microfilmaciones que nunca fueron encontradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada