lunes, 4 de abril de 2011

Habría visto a la hija de Estela de Carlotto en el Hospital Militar

El testigo Carlos López López fue conscripto en el Hospital Militar entre marzo y octubre de 1978 y durante su servicio debió custodiar a una detenida desaparecida.

El 26 de junio de 1978 -el testigo aclaró que recuerda el día con exactitud ya que es su cumpleaños y porque ese día Argentina salió campeón mundial de fútbol- le ordenaron hacer guardia en el acceso a una habitación “donde había una subversiva”.

Le indicaron que nadie podía hablar con la mujer, quien además acababa de dar a luz a un bebé. Por esta razón, minutos después de que López López hubo comenzado su guardia, ingresó en el cuarto el capitán médico Jorge Chovancek que previamente había atendido el parto.

Al rato, Chovancek salió y se encontró con dos hombres de civil que le dieron nuevas indicaciones. “Uno de ellos, que era conocido como 'Mayor', le dio al médico una jeringa con un líquido para que aplicara a la mujer”, relató el ex conscripto. Chovancek preguntó al Mayor qué contenía la jeringa y al no obtener respuesta se negó a aplicarla. “Entonces, el Mayor llamó al director del Hospital y Eduardo Marine (así se llamaba el director) le dijo a Chovancek que si no lo hacía, lo haría él mismo”.

El ex conscripto recordó que la joven fue sacada en una silla de ruedas y llevada hasta afuera del hospital para ser introducida en un Ford Falcon. López López fue quien tuvo que acompañarla hasta el auto. Al volver al edificio, vio a un hombre alto de anteojos sosteniendo a un bebé. El testigo, en ese momento, creyó que se trataba del bebé de la detenida, ya que le había resultado extraño que no hubiera familia ni amigos en ese nacimiento. El vínculo de este caso con el de la hija de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Laura Carlotto, López López lo estableció años después, cuando en una diario nacional vio las fotos de varias detenidas desaparecidas y reconoció el rostro de aquella joven en el de Laura. También, en tiempos de democracia, reconoció al Mayor como el coronel Minicucci, en una lista de fotos de represores publicadas por el diario Página/12. La declaración que realizó Carlos López López en el juicio de hoy no tuvo contradicciones con la que hiciera ante la jueza María Romilda Servini de Cubría y en los juicios por la verdad realizados, en tiempos de impunidad, en la ciudad de La Plata. Allí el ex conscripto ya había dejado sentado que sospechaba que la mujer que tuvo que custodiar el 26 de junio de 1978, recién parida en el hospital de Campo de Mayo, había sido, Laura Carlotto hija de la presidenta de Abuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada