miércoles, 30 de marzo de 2011

Carlotto declaró en el juicio por robo de bebés


La declaración de Estela de Carlotto en el juicio por plan sistemático de robo de bebés, debió suspenderse por cortes reiterados de luz. No obstante, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo declaró durante una hora, aunque deberá volver al Tribunal para terminar su testimonio.

Carlotto contó que antes de que se llevaran a su hija Laura, su marido había sido secuestrado y que cuando regresó le relató durante unas ocho horas, el calvario que vivió . Luego de estar 25 días desaparecido, contó que al tercer día, alguien se le acercó y a pesar de estar encapuchado logró ver sus zapatos y una cadena de oro. Ese hombre le puso un dedo en la frente y le dijo: “Así que usted es Guido Carlotto”, y ordenó que lo trasladaran a un calabozo común. El dedo que lo marcó hasta sus últimos días a Guido, según pudo reconocer, fue el del general Ramón Camps. Quizás los 40 millones de pesos que Estela Carlotto pagó para la liberación de su marido, o “La Providencia de Dios”, salvaron a su esposo de ser asesinado, reflexionó Estela, pero a su hija no la volvió a ver hasta que se hallaron sus restos.

Carlotto también comentó que una vez que Guido quedó en libertad, ella mantuvo una reunión con Bignone, esta vez por su hija Laura. En ese encuentro el dictador le dijo que no había que juzgar ni encarcelar a los subversivos sino simplemente matarlos a todos. Carlotto también contó que el ex presidente de facto también había mantenido una reunió con la abuela Ebe Cóncaro de López Guerra, quien tuvo una experiencia similar, el dictador le dijo: “Yo también con mis manos he matado terroristas” .


Estela también hizo alusión a cómo fue incorporándose a las mujeres que también buscaban a sus hijos y a sus nietos y destacó la declaración que Camps realizó a un medio español: “Yo mandé a matar a más de 5.000 subversivos y a los niños les busqué otra familia distinta a la de sus padres porque si se criaran con sus abuelas, lo van a ser subversivo como sus padres”. Lamentablemente, las condiciones de la sala de audiencia impidieron que continuara su testimonio que será reprogramado en breve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada