martes, 3 de mayo de 2011

La tía de una niña nacida en cautiverio pidió a los jueces que citen a declarar al cardenal Bergoglio

La militante platense Estela de la Cuadra aportó documentación sobre la búsqueda de Abuelas de Plaza de Mayo y pidió que el cardenal Bergoglio brinde precisiones sobre el destino de los centenares de bebés robados por el terrorismo de Estado durante la última dictadura.



De la Cuadra brindó detalles sobre la búsqueda de su sobrina Ana Libertad, nacida en siniestra la Comisaría 5ta. de La Plata y arrancada allí mismo de los brazos de su madre, Elena de la Cuadra, secuestrada meses antes en esa ciudad.



La búsqueda de la bebé llevó a la familia De la Cuadra a tocar muchas puertas. Entre las gestiones que realizaron por sus hermanos, Elena y Roberto José, y por la niña, Estela mencionó las entrevistas con el hoy cardenal Jorge Bergoglio cuando éste era provincial de los jesuitas y pidió a los jueces que lo citen a declarar.



La testigo calificó de "absolutamente inmoral" lo que dijo Bergoglio en la causa ESMA (que lleva adelante el TOF N° 5), que se enteró de la existencia de chicos desaparecidos "hace más o menos diez años". Tanto los querellantes como la fiscalía se hicieron eco del pedido de De la Cuadra y solicitaron la presencia en el juicio del cardenal Bergoglio.



De la Cuadra aportó cartas, solicitadas y denuncias realizadas por las Abuelas. Leyó la respuesta a una solicitud presentada a Roberto Viola quien les respondió que no podía recibirlas “por falta de tiempo”. Por otra parte, acompañó la lectura de una respuesta de Fransisco Primatesta de septiembre de 1979 en la que el sacerdote asegura comprender “que al dolor de la desaparición de un hijo se añade la de una criatura (…) bien quisiera poder ayudarla (…) pero Ud. conoce la limitación (…) tomamos con cordial preocupación su problema (…) y lo encomiendo sinceramente en la oración a Dios, nuestro señor”.



De la Cuadra además aportó datos sobre el surgimiento de la lucha de Madres y Abuelas, ya que tanto su padre Roberto Luis de la Cuadra como su madre Alicia “Licha” Zubasnabar de la Cuadra, la primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, dejaron testimonio escrito de cada uno de los pasos que dieron en la búsqueda de sus hija Elena, de su nieta Ana, del compañero de Elena, Héctor Baratti, del esposo de Estela, Gustavo Fraire y de su otro hijo, Roberto José de la Cuadra, obrero de YPF también secuestrado y desaparecido.



Relativizó “eso de que (las Madres y las Abuelas) eran mujeres que venían de lavar los platos, ellas salían de un pueblo muy politizado, sabían de qué estaban hablando”.



Estela hoy continúa la búsqueda de su sobrina nacida en cautiverio. “En estos momentos no sé dónde está Ana, pero en el Banco Nacional de Datos Genéticos está el ADN de Héctor, el papá de Ana, para ayudarla”. Los restos de Héctor Baratti fueron identificados a fines de 2009. Su cuerpo había sido arrojado al mar en un vuelo de la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada